SALVAVIDAS, Jane Zacharey

salvavidas-9788420676258Autor Jane Zacharey

Año de publicación 2008

Editorial Alianza

Traducción Francisco de Borja García Bercero

Puntuación
7/10

Resumen Un día llega a la costa de una isla un bote salvavidas con dos personas a bordo: un hombre y una mujer de edad avanzada que no recuerdan nada. Ni quiénes son, ni de dónde vienen, ni tan siquiera cómo llegaron hasta allí. Una vez en tierra, los dos náufragos son confiados al cuidado de una joven intérprete del departamento de inmigración con un plazo inminente: tiene dos semanas para averiguar quiénes son o serán deportados. ¿Conseguirá desvelar sus identidades a tiempo? ¿Y si el pasado merece no ser recordado?

Opinión personal En cuanto este libro cayó en mis manos en la librería, supe que se tenía que venir conmigo. Llamémoslo “deformación profesional” o interés por el gremio, pero sea como fuere, al ver “intérprete” en la contraportada supe que era mío sí o sí.
Pocos libros he leído en los que el protagonista (o coprotagonista, en este caso) sea un traductor o un intérprete y, siendo este el caso de un intérprete en el sector de inmigración, me picó aún más la curiosidad si cabe.

La línea narrativa es ya interesante de por sí: una pareja de ancianos llegan a la costa de una isla cualquiera (en el libro no se acaba determinando cuál, aunque es irrelevante, la verdad) y dicen no recordar absolutamente nada. Ni siquiera se conocen entre sí. Un poco a lo Memento pero sin tatuajes en el cuerpo y flashbacks circulares. “Y… ¿qué hacemos entonces con ellos?”, se preguntan en el departamento de inmigración. Así que se los endosan a la intérprete con las esperanzas de que esta consiga hacerles recordar quiénes son (y luego deportarles, claro está. ¡Bienvenidos a la “gran Europa”!)

Además de ser un libro bastante breve (poco más de cien páginas), tiene un estilo fluido y ágil. Además últimamente ando inmersa en varios libros y cómics de temática náutica (de los que os hablaré en un futuro cercano), con lo que ya he masterizado por completo el vocabulario específico, que en ocasiones puede parecer algo farragoso.

No esperéis encontrar datos precisos como nombres, direcciones o países: no los hay. Nunca llegamos a saber a ciencia cierta dónde tiene lugar la acción o cómo se llaman sus protagonistas, pero poco importa. Lo que importa son ellos mismos, sin etiquetas ni añadidos: cada uno de los ciudadanos de esto que llamamos mundo.

 

Hay cosas mucho más importantes para una persona que su nombre. Las personas somos mucho más que eso.(..) ¿Se ha parado alguna vez a pensar lo mucho que depende la forma en la que nos definimos a nosotros mismos de las personas que nos rodean? ¿De las personas que conocemos o con las que nos sentimos vinculadas?’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s