¿Sabías que…? Curiosidades literarias (III)

Volvemos de nuevo con esta sección que ya se ha convertido en todo un clásico de este blog. Nos alegra mucho ver la buena acogida que están teniendo y por ello hoy os queremos acercar a cinco curiosidades más. Algunas de ellas quizás ya las conozcáis, pero esperamos y confiamos en que al menos una os sorprenda. 

¿SABÍAS QUE… 

  • Si hay una frase que caracteriza al famoso detective Sherlock Holmes y que todos conocemos es aquella que dice …

Elemental, mi querido Watson.

Sin embargo, Arthur Conan Doyle nunca mencionó dicha frase en sus novelas. Cierto es que sí se pueden leer elemental y mi querido Watson por separado, pero no juntas.

Según he podido averiguar, la frase tiene su origen en una película de 1929 titulada El Retorno de Sherlock Holmes.

elemental

  • La frase más larga de una novela corresponde a Marcel Proust y la podemos encontrar en su libro En busca del tiempo perdido. La verdad que he intentado leer esta frase en dos ocasiones y mi consejo es que cojáis aire profundamente porque allá vamos:

Sofá surgido del sueño entre los sillones nuevos y muy reales, unas sillas pequeñas tapizadas de seda rosa, tapete brochado a juego elevado a la dignidad de persona desde el momento en que, como una persona, tenía un pasado, una memoria, conservando en la sombra fría del salón del Quai Conti el halo de los rayos de sol que entraban por las ventanas de la Rue Motalivet (a la hora que él conocía tan bien como la propia madame Verdurin) y por las encristaldas puertas de La Raspèhere, adonde la habían llevado y desde donde miraba todo el día, más allá del florido jardín, el profundo valle de la mientras llegaba la hora de que Cottard y el violinista jugaran su partida; ramo de violetas y de pensamientos al pastel, regalo de un gran amigo va muerto, único fragmento superviviente de una vida desaparecida sin dejar huella, resumen de un gran talento y de una larga amistad, recuerdo de su mirada atenta y dulce, de su bella mano llena y triste cuando pintaba; un arsenal bonito, desorden de los regalos de los fieles que siguió por doquier a la dueña de la casa y que acabó por adquirir la marca y la fijeza de un rasgo de carácter, de una línea del destino; profusión de ramos de flores, de cajas de bombones que, aquí como allí, sistematizada su expansión con arreglo a un modo de floración idéntico: curiosa interpolación de los objetos singulares y superfluos que aún parece salir de la caja en la que fueron ofrecidos y que siguen siendo toda la vida lo que en su origen fueron, regalos de Año Nuevo, en fin, todos esos objetos que no sabríamos diferenciar de los demás, pero que para Brichot, veterano de las fiestas de los Verdurin, tenían esa pátina, ese aterciopelado de las cosas a las que añade su doble espiritual, dándoles así una especie de profundidad; todo esto, disperso, hacía cantar para él, como teclas sonoras que despertaran en su corazón semejanzas amadas, reminiscencias confusas y que en el salón mismo, muy actual, donde ponían su toque acá y allá, defininían, delimitaban muebles y tapices, como lo hace en un día claro un cuadrado de sol seccionando la atmósfera, los tapices y de un cojín a un jarrón, de un taburete al rastro de un perfume, perseguían con un modo de iluminación en el que predominaban los colores, esculpían, evocaban, espiritualizaban, daban vida a una forma que era como la figura ideal, inmanente en sus viviendas sucesivas, del salón de los Verdurin.

Y después de este momento de apnea, continuamos.

  • twainCreo que cuando nos hablan de Mark Twain, todos le asociamos rápidamente con Tom Sawyer. Pero… ¿y con la máquina de escribir?

Pues resulta que este escritor estadounidense fue uno de los primeros en tener una máquina de escribir y a su vez el primero en entregar un libro escrito a máquina a una editorial, Life on the Mississippi.

  • Ana Todd es la escritora de la famosa saga de libros juveniles After (personalmente no recomiendo esta saga pero hoy nos concierne otro asunto).

Esta obra surge inicialmente como fanfiction, inspirándose más concretamente en la boy band One Direction y, en particular, en Harry Styles. En los libros el personaje adquiere el nombre de Hardin Scott.

 

  • Últimamente esta muy de moda ver por todos lados textos o mensajes positivos impresos en multitud de objetos, tazas, bolsos, camisetas, llaveros… Una de las marcas más conocidas es Mr. Wonderful.

En contraposición a este buenrollismo surge el libro de Mr. Wonderfuck de Pedro Ample, y es que hay días en los que no todo es de color de rosa y por más que queramos todo sale torcido y no hay lugar para tanto positivismo.

mr-wonderfuck

wonderfuck

Si os perdisteis la primera y segunda parte de nuestras curiosidades os enlazamos a visitarlas.

Aquí terminamos por hoy, pero seguiremos investigando para traeros más y más misterios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s