¿POR QUÉ NO SE LEEN MÁS LIBROS?

Hace varios días se publicó el tercer informe sobre la Lectura en España tras las dos ediciones anteriores de 2002 y 2008 y la Federación Española del Gremio de Editores (FGEE) ha retomado su análisis y ha extraído las siguientes conclusiones.

Son varios los medios que se han hecho ya eco de esta noticia y, como blog literario, no podíamos ser menos.

Comenzaremos esta reflexión con las palabras de Daniel Fernández, presidente de la FGEE, a quien cito textualmente:

En estos últimos años se ha producido si no un retroceso, eso sería discutible, al menos un estancamiento claro de los índices de lectura en España.

Este informe trata de desglosar la situación actual de la lectura en España, analizando la evolución que se ha producido en el país y la forma en la que estas fluctuaciones han podido provocar una crisis en este sector.

La idea de este análisis surge del convencimiento por parte de la FGEE de la importancia de la lectura como base para el desarrollo y progreso social de los países, de ahí la necesidad de fomentar la lectura como punto fuerte en las agendas de educación de las políticas culturales.

Por el contrario, se desmiente esa creencia popular basada en que la población cada vez lee menos y es que se ha demostrado que en los últimos 15 años ha tenido lugar un incremento de 11,2 puntos en la proporción de lectores frecuentes

batman

Con respecto a la situación de las bibliotecas, este informe apunta que con la llegada de la crisis se redujeron el horario de apertura de las mismas y que también ha supuesto el envejecimiento de las colecciones. Como consecuencia, el número de préstamos ha descendido drásticamente: 8.349.307 préstamos menos en 2014 que en 2010. Igualmente nos informa de las diferencias existentes entre las bibliotecas de las grandes ciudades y las pequeñas localidades, por lo que no se garantiza un servicio mínimo similar para todos los núcleos de población.

Otra cuestión importante es la situación de la lectura en las escuelas, donde los resultados de la LOMCE no son los esperados. Es por ello que el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha destacado la necesidad de dedicar el mismo tiempo para la lectura que para la Educación Física.

Se pone mucho empeño en que los chicos hagan deporte pero también necesitan un entrenamiento cultural.

Según el último informe del CIS, el 36,1% de los españoles no lee y otras encuestas afirman que el 40% de los ciudadanos asegura no tener interés por la lectura. Antes estas cifras, el presidente de la FGEE tilda este resultado de “tremendo fracaso como país”, siendo necesario “corregir rápidamente el rumbo”. Para ello se ha elaborado el Plan de Fomento de la Lectura.

1_244

El perfil de lector frecuente que esboza el informe es el de una persona urbana, de entre 33 y 55 años, con una preponderancia mayor en mujeres que en hombres y con formación universitaria. Bien al contrario sucede con las personas de más edad en medios rurales.

Después de concretar toda esta información, lo que uno se cuestiona es: ¿Por qué estas cifras? ¿Por qué el cierre de tantas librerías y bibliotecas? ¿Se debe a que quizá no haya calidad literaria y se publiquen demasiadas cosas?

Cierto es que leer este informe te induce reflexionar en tu época de estudiante, cuando te hacían leer libros que considero no eran adecuados para la edad del lector o que simplemente eran imposiciones y, por lo tanto, en muchas ocasiones resultaban ser un tremendo aburrimiento. ¿Es apropiado para un alumno de 15 o 16 años que le obliguen a leer El Quijote?

El Quijote es un simple ejemplo de una serie de libros que fui obligada a leer cuando cursaba estudios de la ESO. Es más, creo que si me paro a pensar en algún libro que me gustara solo puedo recordar uno: La isla del tesoro. ¿Es lógico que disfrutara solo uno de entre las decenas de libros que leí por aquel entonces? Yo diría que no. Y creo que no me equivoco al pensar que si extendiera esta pregunta a antiguos y actuales alumnos, obtendría respuestas similares.

El tema de las actuales publicaciones es también bastante polémico. Hoy en día podemos encontrar infinidad de libros para todos los gustos y colores, así que si disponemos de tanta variedad… ¿Qué es lo que falla? ¿Es que no se promociona la lectura con el mismo énfasis que el mundo de cine? ¿O es que acaso no se publican novelas con suficiente calidad literaria?

Personalmente sí considero que los libros no llevan a sus espaldas el mismo desembolso económico en promoción que, como por ejemplo, sucede con el cine. De hecho, muchas novelas retoman un nuevo impulso en el momento de ser adaptadas cinematográficamente, llegando a ser bestsellers. De la misma forma que se creó lo que ya todos conocemos como La fiesta del cine para, entre otros objetivos, impulsar la industria cinematográfica, pienso que promocionar algo similar con la literatura podría ser un acierto.

Si bien es cierto que existen varias ferias literarias tanto a nivel nacional como internacional que convocan a lectores de todas partes, la disponibilidad de acudir a ellas no es siempre sencilla, ya que no todas tienen una duración lo suficientemente prolongada como para poder ir o simplemente nos supone tener que trasladarnos y alojarnos; mientras que con la antes mencionada Fiesta del cine da igual si vives al norte o al sur: la probabilidad de disfrutar de ellos se multiplica por 100.

Por otro lado, resulta cada vez más frecuente encontrar autopublicaciones o publicaciones de personas que no son originalmente escritores. Un ejemplo de ello es la más que conocida web de Amazon, que entre sus diversas opciones facilita este servicio. Esto puede llevar a reflexionar si todo lo que se publica actualmente tiene la suficiente calidad literaria. Sin embargo, creo que no soy nadie para juzgar o no un libro y que mientras divierta al lector, bienvenido sea. Al final no solo se trata de leer sino también de entretener y si un libro en concreto logra que más personas se inicien en el mundo de la lectura, yo lo encuentro positivo.

La verdad  es que desconocemos la razón que lleva a la población a no querer leer un libro o a no encontrar la lectura como un hobby apasionante. Nosotras comenzamos esta aventura del blog con la idea de acercaros a este mundo que tanto nos gusta y con el que tanto disfrutamos y si con ello conseguimos introducir a alguien en la lectura, nos damos más que por satisfechas.

porque-es-bueno-leer

Y vosotros, ¿qué pensáis al respecto de este informe? Estaremos encantadas de leer vuestras opiniones en la sección comentarios.

Anuncios

7 comentarios

  1. Los libros que nos mandad leer en el instituto no fomentan la lectura, además de que hay unos desniveles grandísimos de un curso a otro (al menos en mi instituto): en segundo se nos mandó leer Manolito Gafotas y en tercero El lazarillo de Tormes en castellano antiguo. Todo ello con la finalidad de hacer un examen del libro (por si no estabas suficientemente motivado).
    Creo firmemente que si se le diese más publicidad a la lectura, se vendería más libros pero bueno…

    Le gusta a 1 persona

  2. En primer lugar la gente obliga a los niños a leer no los motiva sino que los obliga. Esto ya provoca un rechazo desde bien pequeñitos. Por otro lado estan esos profesores que te mandan leer libros como el quijote u obras poco interesantes en edades tan cortas, los niños necesitan libros que los hagan soñar y aprender al mismo tiempo.
    Tambien pienso que esta sociedad nuestra esta mas enfocada a actividades pasivas como ver la tv tumbao al sofa tragandote todas las noticias o jugar al pc o a las distintas maquinitas. La lectura es una actividad activa que agiliza el cerebro pero al ser activa es “aburrida” y no produce ese sentimiento de satisfaccion immediata como lo hacen las nintendos.

    En mi opinion la gente tiene que empezar a valorar mas la lectura y dejarse de estupideces. La tecnologia esta bien hasta un punto, pero pienso que el nivel de enganche que hay al movil, tv, pc es demasiado alto.

    Me gusta

  3. “Recuerde el alma dormida,
    Avive el dedo y despierte
    contemplando
    como se pasa la vida,
    como se viene la muerte
    tan callando,
    …”
    En mi caso concreto (estudiante viejuno de BUP y COU) siempre recordaré el examen más estúpido que he hecho.
    Nos teníamos que aprender las 40 “Coplas a la muerte de su padre” de Jorge Manrique, y un erudito profesor nos pedía que le vomitaramos 4 de ellas que elegía el día del examen. Para aprobar tenías que clavar 3 de las 4 coplas. En aquel examen hubo más chuletas que en una parrillada popular.
    En fin, esperemos que este panorama mejore, por el bien de las generaciones futuras.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s