V de VENDETTA, Alan Moore y David Lloyd

Autor Alan Moore y David Lloydv-de-vendetta

Año de publicación 2010 (Original 1982-1988)

Editorial Vertigo

Puntuación 
10/10

Resumen Imagina que un día se desata una guerra nuclear que acaba con gran parte del mundo conocido. Imagina que, gracias al caos, miseria y terrible indecisión, un partido fascista se alza con el poder y ostenta el control sobre todas y cada una de las circunstancias diarias de todos sus conciudadanos. La vigilancia es continua y la libertad, en términos generales, brilla por su ausencia. ¿Serías capaz de claudicar, agachar la cabeza y mantener esa fachada de normalidad? ¿O te revelarías ante ello? En este caso, un misterioso revolucionario bajo el nombre de “V” y oculto tras una máscara comienza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar al gobierno e incitar a la población a adoptar un modelo político-social diferente.

Opinión personal El futuro de V de Vendetta muestra una distopía totalitaria, un mundo tras una guerra nuclear que destruye la mayor parte de Eurasia y Norteamérica y que deja a Inglaterra sumida en el caos y descontrol absolutos, aunque superviviente.
Fuego Nórdico, un partido político de ultraderecha (o alt right que dirían muchos actualmente), aprovecha la situación para ascender al poder y ejercer un férreo control sobre la población. Todo aquel que no sea cristiano, blanco y heterosexual es trasladado a campos de concentración. La población restante vive en un estado policial y de vigilancia masivo, en el que se coarta todo tipo de libertad y otros derechos fundamentales.
Tal es la situación que se impone la necesidad de un héroe-villano digno: ahí entra en escena nuestro V, nuestro “terrorista subversivo” de sombrero y capa, enmascarado bajo el rostro de Guy Fawkes y dispuesto a hacer tambalear todo cuanto las personas creen y las bases de sus propias existencias.
El tema principal de la historia es, por tanto, la convulsa batalla entre la anarquía y el fascismo y supone una crítica total a la sociedad de control y al totalitarismo.

Cabe destacar la figura histórica de Guy Fawkes, un personaje británico muy conocido por haber sido apresado el 5 de noviembre de 1605 mientras intentaba prender fuego a unos barriles de pólvora para así volar el parlamento británico y acabar con el Rey, todo ello en venganza por las leyes penales contra los católicos.
Desde entonces, cada 5 de noviembre (“Remember, remember, the 5th of November…”) se celebra en Inglaterra el Día de Guy Fawkes, o “The Bonfire Night” (“La noche de la Hoguera”, algo así como nuestro San Juan pero a lo grande) con fuegos artificiales y múltiples eventos.

Un detalle que me ha encantado es que el título de todos los capítulos empezaba por la letra V: “el Villano”, “la Voz”, “Víctimas”, “Vodevil”, “Versiones”, “la Visión”, “el Valle”, “Violencia”, “Veneno”, “el Vórtice”, etc. Es más, en el texto abundan los juegos de palabras (especialmente con la letra V y por consiguiente al número 5), las alusiones literarias y, en los diálogos del protagonista en la versión original, el pentámetro yámbico (otra referencia al número V).

 

Info adicional El guion corre a cuenta de Alan Moore y las ilustraciones son de David Lloyd (quien más tarde colaboró en el guion de la película basada en esta novela gráfica). Aunque la serie fuera originalmente ideada y publicada como una serie limitada de diez comic books o fascículos en los años 80, posteriormente ha sido recopilada como novela gráfica de la que se realizan nuevas ediciones en numerosos países. Según los propios autores, tomaron influencias e ideas de obras como “¡Arrepiéntete, Arlequín!, dijo el señor Tic-tac”, “1984”, “Fahrenheit 451” o “Robin Hood”.

Alan Moore es uno de los escritores y guionistas de cómics más destacados de todos los tiempos. Británico de nacimiento, ha colaborado en el mercado literario de su país como en el estadounidense (principalmente para DC Comics). No obstante, tras trabajar mayoritariamente para editoriales independientes a ambos lados del Atlántico desde la década de los 90, el pasado Septiembre declaró que pronto se retiraría de la escena literaria.
Su pintoresco pasado, aunado a una actitud con ciertos matices misantrópicos y su autoproclamada conversión en “mago del caos“, lo han vuelto célebre hasta el punto de convertirse en un icono. Políticamente se declara anarquista, ideología que refleja en algunas de sus obras.  Ha sido catalogado como el «Mejor Escritor de Historietas de la Historia» por obras como Watchmen, V de Vendetta, From Hell y La Liga de los Hombres Extraordinarios.

Por su parte, David Lloyd es un dibujante e ilustrador de cómics también británico.
Ha trabajado para numerosas editoriales, y aunque sea conocido principalmente por su trabajo en “V de Vendetta”, también ha ilustrado otras grandes obras como Hellblazer, War Story, Global Frequency o The Territory.

Son varias las adaptaciones que de esta obra se han hecho para la escena musical o teatral, pero no hay duda de que la más célebre de todas es la adaptación cinematográfica dirigida por los hermanos Wachoswski (Matrix, Cloud Atlas, Jupiter Ascending) en el año 2006. Protagonizada por Hugo Weaving como V y Natalie Portman como Evey Hammond, la versión ha sido criticada y alabada a partes iguales.

Hay quienes afirman que la adaptación no es fiel pero sí “actualizada” y que sí mantiene una atmósfera similar a la del cómic. El creador e ilustrador David Lloyd, en contraste a Moore, apoyó completamente la adaptación. No obstante, es innegable que esta versión condensa y omite varias historias laterales del cómic (como la historia de Rosemary Almond, la motivación tras el Campo Larkhill o cambios en los personajes principales), convirtiendo al líder de Fuego Nórdico en un mal unidimensional en muchos aspectos y ofreciendo un final diferente, más concluso. Tampoco se hace referencia directa a la ideología anarquista de V, lo que provocó que el guionista Alan Moore se desmarcara completamente del proyecto.

Ni que decir tiene que parte de la popularidad que hoy día ostenta esta obra se debe a que tras aparecer en varios foros de internet, se convirtió en un símbolo bien conocido para diversos movimientos de ocupación y multitud de protestas antigubernamentales y antisistema en todo el mundo. Las máscaras protegen tanto la identidad como el rostro de las personas y demuestran su compromiso con la causa común.
Concretamente, el grupo hacktivista Anonymous adoptó dichas máscaras en el Proyecto Chanology, un movimiento  de protesta en contra de los métodos de litigio de la Iglesia de la Cienciología que tuvo lugar durante varios meses. Se alentó a los manifestantes a ocultar sus rostros, ya que era una práctica común para los miembros de la Iglesia fotografiar a los manifestantes. A medida que continuaban las protestas, más manifestantes comenzaron a optar por el uso de la máscara, que con el tiempo adquirió un estatus simbólico dentro del grupo. El grupo cibernético adoptó el personaje en sus protestas en contra de la autoridad.

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí y aquí tenéis mas info sobre la historia y el cómic. Os enlazo también al resto de libros de nuestro reto literario.

 

No hay que depender de las mayorías silenciosas. El silencio es frágil, un grito puede romperlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s