La verdad sobre… LA CENICIENTA

Regresamos con esta sección sobre la verdad escondida tras muchas películas de Disney.
Hace dos semanas os acercamos a la historia original de La Bella Durmiente y hoy queremos desvelaros curiosidades sobre La Cenicienta. Así que… ¡allá vamos!

Al parecer, los orígenes de nuestra querida Cinderella (juego de palabras con “cinder”, ceniza, que se tradujo fenomenalmente al castellano por “cenizo”-Cenicienta) se remontan hasta la antigüedad clásica, y es que todo parece indicar que la historia nació en Egipto, aunque también existen escritos de otra cultura, la griega.

Igualmente existe una versión china del cuento que procede de los tiempos de la dinastía T’ang (618-907 d.C.). En esta versión oriental resaltan ciertas peculiaridades culturales como son la poligamia, la belleza por los pies pequeños o el pez como icono o amuleto de buena suerte.

Ilustración inspirada en la versión de Perrault

Más adelante nos volvemos a cruzar con el Pentamerón de Giambattista Basile, cuya narración se llama La Gata Cenicienta. Seguidamente, en 1697 también nos encontramos con alguien ya conocido: Charles Perrault con su narración Cenicienta o El zapatito de cristal, cuya versión es la que quizás más se asemeja a la de Disney de 1950.

El cuento que vamos a analizar a continuación más detenidamente es el que a día de hoy es el más popular. Data del año 1812, viene de la mano de los Hermanos Grimm y forma parte de la colección Cuentos de la infancia y del hogar. 

“La Cenicienta de los Hermanos Grimm”

En esta historia se nos presenta a una feliz pareja con su niña, pero esta situación acaba pronto al fallecer la madre. El padre y la niña deciden enterrarla en una tumba situada en una fuente, donde acuden a diario a llorar su muerte.

como-se-llaman-las-hermanastras-de-la-cenicientaEl tiempo pasa y el padre decide contraer matrimonio nuevamente. De repente, su hija se encuentra viviendo con una madrastra y dos hermanastras, las cuales, a diferencia de la versión de Disney donde son dos jovenzuelas más bien feuchas, aquí son descritas como unas jóvenes muy hermosas (aunque eso no signifique que sean menos crueles).

A partir de este momento, la madrastra y las hermanastras le ordenan que se encargue de la limpieza del hogar lo que, a la postre, obliga a nuestra protagonista a vivir entre polvo y cenizas y de ahí su nombre: Cenicienta.

memes-de-disney-111Un buen día, el padre de Cenicienta decide ir a una feria y les pregunta a sus hijas qué quieren de allí. Las hermanastras le piden vestidos y sortijas pero nuestra Cinderella le encarga una rama. Cenicienta decide plantar la rama al lado de la tumba de su madre pero resulta que, a medida que sus lágrimas caen sobre el suelo, la rama crece y crece hasta convertirse en un avellano. Y es que, como todo el mundo sabe, las lágrimas tienen un poder fertilizante impresionante XD. Este avellano resulta ciertamente importante pues, sobre sus ramas, se suele posar un pájaro que concede deseos a nuestra protagonista. Todo muy normal, sí.

Tiempo más tarde, el rey organiza un baile con el propósito de que su hijo escoja de entre todas las doncellas a la que quiera como esposa. Comparado con el de la película, este baile es mucho mejor ya que dura como una boda gitana… ¡¡¡3 días!!!

Cenicienta pide permiso para acudir, pero la malvada madrastra no le deja asistir así que cuando se queda sola en casa acude a su pajarito para que le proporcione un vestido y unos zapatos y así poder escaparse al baile.

cenicientaa

Tan guapa acude al baile que nadie la reconoce. El príncipe, embelesado, se pasa la noche bailando con ella pero antes de que termine la noche Cenicienta se escapa para no ser descubierta.

Lo mismo sucede la segunda noche y entonces el príncipe ordena que unten las escaleras con pegamento para evitar que se escape durante la tercera noche de baile. No logra retenerla pero sí consigue un zapato, así que tiene claro que su misión va a ser encontrar a la dueña del mismo.

Una vez en casa de Cenicienta, el príncipe le pide al padre que le traiga a sus hijas para que se prueben el zapato, pero solo salen a su encuentro las hermanastras. La hermana mayor se prueba el zapato y, como era de esperar, no se ajusta a su forma de pie. Es por ello que, ni corta ni perezosa, la madrastra le sugiere que se corte dos dedos del pie. Al parecer, a ella le parece una idea fantástica así que coge y ¡zas! se corta los dedos. 

Cuando ya van caminando la hermanastra y el príncipe tan felices, unas palomas le advierten de que no es la dueña del zapato. El príncipe mira el pie y, al ver que está sangrando, regresa de nuevo a la casa para que esta vez sea la hermana menor quien se pruebe el zapato.

La hermanastra menor tampoco puede calzarse adecuadamente el zapato, por lo que su madre le sugiere que se corte el talón. Como ambas hermanas parecen tener las mismas luces se oye de nuevo un ¡zas! y adiós talón. Cuando el príncipe y la hermanastra segunda se disponen a partir juntos,  las palomas le avisan de nuevo y regresa a la casa para preguntar si acaso queda alguna doncella por allí. Aquí viene una parte fabulosa y es que atentos a la contestación del padre:

El padre dice que tiene una hija más, pero que es imposible que sea ella la dueña del zapato, ya que va sucia y mal vestida, y no pudo acudir al baile.

los-zapatos-de-cenicienta-una-exposicion-llena-de-magiaAún así el príncipe insiste en verla y, como ya todos sabemos, se prueba el zapato y ¡oh, qué sorpresa! le queda perfecto.

Tras haber encontrado a su amada, la pareja decide casarse pero no todo ha terminado, y es que como diría Agatha Christie en Diez Negritos

Ten por seguro que tus pecados te alcanzarán.

Y es que este casamiento termina con las hermanastras picoteadas en los ojos por unas palomas, dejándolas ciegas por tanta maldad cometida. 

Ya sabéis: no seáis malos o sino… ¡acudirán las palomas asesinas!

Esperamos que estéis disfrutando mucho con estas entradas sobre cuentos de Disney. Si es así,  os animamos como siempre a que nos dejéis un comentario.

Próximamente…¡¡¡BLANCANIEVES!!!

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s