BUENOS PRESAGIOS, Terry Pratchett y Neil Gaiman

Autor Terry Pratchett y Neil Gaiman

Año de publicación 2009 (2012)

Editorial Timun Mas

Traducción María Ferrer

Puntuación 6/10

Resumen Según Las Buenas y Acertadas profescías de Agnes la Chalada, Bruja (el único libro fiable de profecías, escrito en 1655, antes de que ella explotara), el fin del mundo tendrá lugar el sábado. El próximo sábado, de hecho. Justo antes de la hora de la cena.
Los ejércitos del Bien y del Mal se están agrupando, la Atlántida está resurgiendo, llueven sapos y los ánimos están algo alterados así que… todo parece ajustarse al Plan Divino. De no ser por un ángel quisquilloso y un demonio buscavidas que han vivido a costa de los mortales desde le comienzo de los tiempos y que no están dispuestos a aceptar tan fácilmente eso del “fin de la civilización tal y como la conocemos”.
Y… ¡vaya por Dios! ¡Parece que alguien ha hecho desaparecer al Anticristo!

[TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: más sobre Neil Gaiman aquí]

Opinión personal Este libro ha supuesto la primera vez que he leído a Gaiman (autor ya reseñado en este blog) y a Pratchett. Muchos conocidos llevaban ya mucho tiempo dándome la turra con este último y “Buenos presagios” ha resultado ser mi bautismo pratchettiano. Actualmente estoy finiquitando “El color de la magia”, la primera obra del universo “Mundodisco”, pero de eso ya os hablaré en unas semanas.

En pocas palabras: un relato repleto de fantasía e imaginación desbordadas con grandes trazos de comedia. Los autores tratan de forma muy irónica el tema de la encarnación del anticristo, el Apocalipsis inminente y la eterna discusión sobre el equilibrio entre el bien y el mal, personificados en nuestros dos protagonistas: el ángel Azirafel y el demonio Crowley. Ambos han pasado ya demasiado tiempo en la tierra y se han humanizado lo suficiente como para que la noticia de la encarnación del Anticristo y del consiguiente Apocalipsis no sea de su agrado. En un intento por evitar el fin de la humanidad como daño colateral de la batalla, deciden tutelar al anticristo, aún niño, para influir sobre sus futuras decisiones. Paralelamente, los ejércitos en disputa envian delegados a la tierra: los cuatro jinetes del Apocalipsis se pondrán en marcha (aunque en forma de moteros de los Ángeles del Infierno), cazadores de brujas intentan ejercer su trabajo del mejor modo y la última descendiente de Agnes la Chalada, Anatema Device, intenta descifrar su destino y el de todos, siguiendo una copia que existe del libro de profecías de su antepasada.

Lo cierto es que no estoy muy acostumbrada a leer este estilo de narrativa, pero me ha resultado bastante amena. La variedad de personajes y el estilo fresco del relato hacen que te lo acabes en un abrir y cerrar de ojos.

“Buenos presagios” ha resultado ser una de las obras maestras de la esfera literaria de la comedia y no en vano ha sido traducido a más de una quincena de idiomas. Además, ha sido nominada y ha ganado varios premios y galardones literarios.
Se ha tratado varias veces la posibilidad de una adaptación cinematográfica a lo largo de las últimas décadas e incluso se rumoreó que se habían hecho castings a Johnny Depp y a Robin Williams para los papeles protagonistas. Sin embargo, Neil Gaiman declaró en su página web no tener información al respecto. Según una entrevista en mayo de 2006, Gilliam parecía seguir teniendo en mente el proyecto. Quién sabe si a estas alturas seguirá siendo posible ver una adaptación cinematográfica…
Pero lo que sí sabemos es que el próximo 2018 se llevará a la pequeña pantalla una miniserie de 6 capítulos codirigida por Amazon y la BBC. Podéis leer más sobre ello y ver algunas fotografías del elenco aquí.

Terry y Neil, Neil y Terry. Almas gemelas.

“Buenos presagios” es una colaboración (la primera, de hecho) entre dos autores de lo más conocidos: Terry Pratchett y Neil Gaiman.
El estilo narrativo de ambos es parecido: reflejan un marcado tono británico (las costumbres y la cultura de su país natal está muy presente en sus escritos) mediante el sentido del humor, la ironía y la parodia. 

Para comprender el estado de la humanidad puede que baste con saber que la mayoría de los grandes triunfos y grandes catástrofes de la historia no se deben a que las personas son buenas en esencia o malas en esencia, sino a que las personas son en esencia personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s